A casi un año de haberse declarado la pandemia por el SARS-CoV-2, en el que gran parte de la población inició un confinamiento que obligó a miles de empresas y organizaciones a comenzar una aparente transformación digital para dar continuidad a sus actividades, hoy ya podemos hablar con mayor claridad sobre de qué trata este proceso y cómo hacerlo algo de largo plazo.

Cuando se habla de transformación digital, se debe tomar en cuenta que esto no se trata de una simple adopción tecnológica para atender ciertas demandas de los clientes y consumidores; sino de una estrategia de negocio que debe estar liderada por la cabeza de las compañías y de sus niveles más altos para llevar a las compañías a una evolución urgente y sin precedentes.

Una transformación digital exige incidir positivamente en el corto, mediano y largo plazo en los resultados de las empresas, creando así un nuevo estilo de vida empresarial, tal vez como lo menciona la consultora Ernst & Young: un cambio de paradigma.

En este sentido, hace hincapié en la necesidad de contar con la decisión determinante de los directores generales y los niveles de mando más altos al interior de las organizaciones, para integrar a todas las áreas en este proyecto, y con ello, dejar de responder a ese empujón que recibimos en un inicio por el confinamiento para operar adecuadamente en un mundo que ya es digital.

Se trata de cambiar la manera de hacer las cosas no de contar con una estrategia digital, así lo describe Deloitte en su reporte “Estrategia, no la tecnología, lo que impulsa la transformación digital”, donde hace énfasis en la necesidad de hacer de dicha estrategia algo basado sin duda alguna en el alcance y los objetivos de la empresa.

Hay que dejar de centrarse en tecnologías individuales y enfocadas a ciertos procesos de la operación, sino en revisar las necesidades del negocio para ir hacia la transformación total.

En dicho proceso, es muy importante acercarse a especialistas que ayuden a cubrir adecuadamente cada una de las partes de este cambio, para superar los objetivos de mayor productividad, menores costos y resultados positivos del negocio.

Dentro de la transformación que deben sufrir las áreas para agilizarse, ser más productivas, ofrecer resultados más contundentes y hacerlo de manera confiable, hoy existen una serie de soluciones de clase mundial que pueden ayudar notablemente a dicha transformación digital en áreas como la contable, fiscal, administrativa y/o de Recursos Humanos.

Con esto, no se están generando cambios aislados ni con un foco meramente operacional, sino contribuyendo a cambiar cada rincón de las empresas.

En el Directorio de AMITI https://amiti.org.mx/dir-empresas podrás consultar a los proveedores que cuentan con tecnologías de última generación, respaldadas por personal especializado para su implementación para contribuir a una verdadera transformación digital.

Espero tus comentarios en maricela.sanchez@indiciumsolutions.com.mx

Hasta la próxima.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.