Posts

El outsourcing se ha convertido en una práctica de alto uso entre las empresas de Tecnología y Gobierno por la flexibilidad que ello representa para crecer y/o reducir la fuerza laboral sin los problemas inherentes al pago de liquidaciones que se pueden convertir en una carga pesada para las empresas y organizaciones.

Sin embargo, dicho servicio ha sido mal utilizado y muchas veces se ha abusado en su práctica para eludir pagos al IMSS y/o al fisco con el consecuente detrimento en la economía y beneficios de los empleados.

El pasado 2 de marzo, una mesa de alto nivel promovida por la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, logró el consenso de senadores, sindicatos y representantes del gobierno federal, en un dictamen sobre la reforma en materia de outsourcing, publicado con esa fecha. A continuación un resumen de los principales puntos del acuerdo:

• No se tipificará como crimen organizado la subcontratación irregular.
• Los contratistas deberán inscribirse en el registro nacional de empresas de subcontratación.
• La Secretaría del Trabajo y Previsión Social emitirá a más tardar en 12 meses los lineamientos de operación del registro nacional.
• Quien use subcontratación en forma dolosa, recibirá multas de entre 22 mil y 434 mil pesos.
• El contratante será solidariamente responsable de las obligaciones contraídas con los trabajadores.
• La Secretaría del Trabajo, junto con el IMSS y el Infonavit harán inspecciones preventivas para comprobar que los contratistas cumplen con las obligaciones laborales y de seguridad social correspondientes.
• Las empresas que se dediquen al outsourcing tendrán hasta seis meses para regularse al nuevo esquema laboral.

Aun falta camino por recorrer. Existen voces disonantes con dicho dictamen y esperan se vote en las comisiones dictaminadoras o en el pleno del senado al argumentar que la mesa de alto nivel no tiene facultades para modificar el dictamen del 12 de febrero pasado.

Estaremos atentos para mantenerlos bien informados.

El 9 de diciembre del 2019 se publicó el decreto por el cual se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de Ley como la Ley del Impuesto al Valor Agregado.  Al artículo 1ª se agregó la fracción IV que a la letra dice lo siguiente:

“Sean personas morales o personas físicas con actividades empresariales, que reciban servicios a través de los cuales se pongan a disposición del contratante o de una parte relacionada de éste, personal que desempeñe sus funciones en las instalaciones del contratante o de una parte relacionada de éste, o incluso fuera de éstas, estén o no bajo la dirección, supervisión, coordinación o dependencia del contratante, independientemente de la denominación que se le dé a la obligación contractual. En este caso la retención se hará por el 6% del valor de la contraprestación efectivamente pagada”.

Tras esta publicación, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) solicitó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) aclarar el alcance de dicha retención por la confusión y dudas que causó entre los contribuyentes.

Derivado de lo anterior, el 31 de enero, el SAT publicó un nuevo criterio normativo sobre la retención del 6% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) por los servicios prestados.

Se trata del criterio 46/IVA/N, publicado en la versión anticipada de una modificación al Anexo 7 de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) para 2020 y que puedes leer aquí: shorturl.at/cjmSY

¿Quién sí retiene IVA?

En resumen, podemos decir que habrá retención cuando las funciones de dicho personal sean aprovechados de manera directa por el contratante o por una parte relacionada de éste.

Por el contrario, no habrá retención si los servicios prestados corresponden a uno en el que el personal del contratista desempeña funciones que son aprovechadas directamente por el propio contratista.

Para dar mayor claridad al tema y responder a múltiples preguntas que han surgido de diferentes sectores, el SAT publicó 5 preguntas y respuestas que podrás descargar en el siguiente link. shorturl.at/jsGO7

El tema seguramente dará para mucho más de qué hablar. Te mantendremos informado.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer el 30 de diciembre de 2019, tres nuevas preguntas frecuentes relacionadas con temas fiscales de interés para el inicio del Ejercicio 2020, las cuales te compartimos a continuación:
1.    Si soy donataria autorizada y a partir del 01 de enero 2020 cobro operaciones que se facturaron en 2019 a una tasa del 16% de IVA, ¿Qué documento debo emitir para dejar sin efectos el IVA que se desglosó en la factura y no fue cobrado en 2019?
Se debe emitir un CFDI de tipo “Egreso” en el que se debe relacionar el CFDI de tipo “Ingreso” al que se pretende dejar sin efectos el IVA, el cual ya no se va a cobrar a partir del 01 de enero 2020, con las siguientes características:
a.    En el concepto deben reflejar en la descripción la leyenda de “REFORMA IVA 2020 DONATARIAS”.
b.    En el campo importe y en el campo descuento se debe registrar el valor “1”.
c.     En el apartado de impuestos trasladados deben desglosar el IVA que ya no se causará con todos los campos correspondientes, como son; Base, Impuesto, TipoFactor, TasaOCuota e Importe.
Los demás campos que no se mencionan en esta respuesta, se deberán registrar como lo establece la guía de llenado.
2.    Presté los servicios establecidos en el Art. 1-A Frac. IV de la LIVA con antes del 1/01/2020, y la contraprestación se cobrará a partir del 11/01/2020, estando vigente la obligación de retener el 6% de IVA, ¿Cómo debo reflejar la retención en el CFDI?
El pago se realizará con la retención aplicada; es decir, el monto de la contraprestación menos la retención correspondiente. Para esto deberán emitir el CFDI de pagos, y posteriormente deben emitir un CFDI de retenciones e información de pagos en el que se reflejará la retención efectuada del 6% de IVA.
3.     Si durante el mes de enero del 2020 emití comprobantes de nómina con las especificaciones técnicas de la versión 1.2, revisión A. ¿tendré que cancelar y retimbrar con base en los “documentos técnicos de la revisión B”?
No se deberá cancelar ni re expedir los comprobantes de nómina que en el mes de enero de 2020 estén utilizando para sus validaciones los documentos técnicos actuales (Revisión A), ya que estos son válidos hasta el 31 de enero del 2020. Cabe señalar que a partir del 1 de febrero de 2020, sólo deberán utilizar para sus validaciones los documentos ​técnicos del recibo de nómina versi​ón 1.2 revisión B.
No dudes en acercarte a un Consultor de Indicium Solutions si requieres apoyo.
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer el 28 de diciembre de este año, la Resolución Miscelánea Fiscal  (RMF) para el 2020.
La publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y los anexos de dicha RMF entrarán en vigor el 1º de enero próximo y estará vigente hasta el 30 de diciembre del 2020.
Puedes descargar la RMF en la siguiente liga para analizar los capítulos que sean de tu interés: http://bit.ly/RMF2020. 
De la revisión preliminar realizada, encontramos lo siguiente:
• Se agrega el CapÍtulo 12 sobre la prestación de servicios digitales.  Entrará en vigor el 1º. De junio del 2020.
• Se vuelve a conceder en la regla 2.7.5.7
• Se otorga la facilidad de corregir los errores u omisiones de los CFDI´s de nómina emitidos. Se podrán cancelar y volver a generar antes del 29 de febrero del 2020 cumpliendo con los requisitos que establece dicha regla.
• Se amplía el plazo para que el Sector de Hidrocarburos y petrolíferos, que son objeto de los controles volumétricos,  continúen utilizando la factura global señalada en la regla 2.7.1.24 referida a la expedición de comprobantes con operaciones con el público en general hasta el 31 de julio del 2020 siempre y cuando cumplan con lo referido en el Transitorio Vigésimo Séptimo.
• Se hace referencia en la Regla 11.4.14 a los Contribuyentes que celebraron operaciones  con aquellos que se ubicaron en la presunción del artículo 64-B del CFF (“factureros” o “EFOS”) podrán continuar recibiendo diversos estímulos fiscales.
• Se establece en el Transitorio Quincuagésimo que los contribuyentes estarán obligados a efectuar la retención del 6% del valor de las contraprestaciones que sean efectivamente pagadas (por concepto de Subcontratación Laboral) a partir del ejercicio 2020. Se aclara que los contribuyentes que hayan emitido CFDI´s de las contraprestaciones antes de la entrada en vigor de este Decreto podrán aplicar las disposiciones vigentes en 2019 siempre que el pago de las contraprestaciones respectivas se realice dentro de los diez días naturales inmediatos posteriores a dicha fecha.
Ponte atento y si tienes dudas puedes acércate con un consultor de Indicium Solutions.