Posts

El pasado 13 de agosto el Subsecretario de Gobernación Ricardo Peralta presentó a los gobernadores del país, el proyecto de un convenio entre la Procuraduría Fiscal de la Federación y los gobiernos estatales que tiene como objetivo el combate a la defraudación fiscal, contrabando y la compra – venta de facturas falsas, entre otros.

El Procurador Fiscal, Carlos Romero Aranda, manifestó que, si se elimina este modus operandi, “estaremos acabando con buena parte de la corrupción que tiene este país”.

Se pretende que los estados y el gobierno federal, intercambien información para identificar y denunciar a los responsables de esos delitos. De igual forma, se buscan impulsar los procedimientos penales.

Las acciones para construir “casos de éxito” por la vía penal, estarán enfocadas al análisis de la siguiente información:

Declaraciones fiscales, comprobantes fiscales digitales, ubicación de despachos de abogados y contadores públicos y otros profesionistas que se han dedicado a planear y ejecutar esquemas de evasión fiscal, información aduanera financiera y notarial, documentación de procedimientos ilegales de licitaciones publicas en los cuales se hayan realizado actos de corrupción con el uso de empresas fantasma que simulan operaciones fiscales.

Las investigaciones se llevarán a cabo mediante el establecimiento y colaboración de grupos técnicos; uno para coordinar los procedimientos y medios de entrega de información; otro grupo operativo para coordinar los aspectos jurídicos y contables que se requieran para la investigación y el procesamiento penal del caso y, finalmente, un grupo institucional para la colaboración efectiva de alto nivel.

Los gobiernos de los estados tienen el incentivo de que los recursos que se obtengan de la ejecución de los procedimientos penales aquí referidos, les serán devueltos para el beneficio de sus residentes.

Las empresas que cumplen con todas sus obligaciones fiscales pudieran sentirse lejanas a verse envueltas en un problema de esta índole. Sin embargo, es extremadamente importante cuidar los siguientes aspectos.

  1. Validar que no se tengan operaciones con empresas relacionadas en las “listas negras” del SAT.  Si una empresa llegase a realizar algún tipo de operación comercial con las llamadas “factureras” o EFOS (Empresas que Facturan Operaciones Simuladas) se convierten automáticamente en una empresa conocida como EDOS (Empresas que deducen operaciones simuladas).
  2. Revisar los registros históricos de la empresa, para tener la tranquilidad de no tener operaciones de las descritas en el punto anterior.
  • Monitorear que, en las bases de datos del SAT, no existan operaciones registradas por alguna de las empresas “EFOS”. Esto puede suceder, aún sin tener en los registros internos alguna de estas facturas.

Para evitar estos riesgos, es imprescindible que todas las empresas cuenten con una herramienta y/o un servicio, que les permita integrar a sus procesos de compras la validación del RFC de cada proveedor, contra las “listas negras” del SAT. En específico, ver que no se tengan operaciones con empresas de las que han agotado el proceso que da la Autoridad para desvirtuar los hechos que se le imputan, y por ello, se encuentran como “firmes”, de acuerdo a lo establecido en el art. 69B del CFF.

No pierda tiempo y protéjase para no tener que enfrentar un proceso de aclaración con el SAT y/o la aplicación de medidas preventivas, como la suspensión de su Certificado de Sello Digital, lo cual significa para cualquier empresa la imposibilidad de facturar.

En el Portal del SAT, se relacionan las empresas amparadas por sus respectivas Asociaciones para ofrecer soluciones de factura electrónica.  Ser Socio de AMITI, es un privilegio para apoyar a los miles de empresas en México que necesitan este tipo de servicios.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer el 28 de diciembre de este año, la Resolución Miscelánea Fiscal  (RMF) para el 2020.
La publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y los anexos de dicha RMF entrarán en vigor el 1º de enero próximo y estará vigente hasta el 30 de diciembre del 2020.
Puedes descargar la RMF en la siguiente liga para analizar los capítulos que sean de tu interés: http://bit.ly/RMF2020. 
De la revisión preliminar realizada, encontramos lo siguiente:
• Se agrega el CapÍtulo 12 sobre la prestación de servicios digitales.  Entrará en vigor el 1º. De junio del 2020.
• Se vuelve a conceder en la regla 2.7.5.7
• Se otorga la facilidad de corregir los errores u omisiones de los CFDI´s de nómina emitidos. Se podrán cancelar y volver a generar antes del 29 de febrero del 2020 cumpliendo con los requisitos que establece dicha regla.
• Se amplía el plazo para que el Sector de Hidrocarburos y petrolíferos, que son objeto de los controles volumétricos,  continúen utilizando la factura global señalada en la regla 2.7.1.24 referida a la expedición de comprobantes con operaciones con el público en general hasta el 31 de julio del 2020 siempre y cuando cumplan con lo referido en el Transitorio Vigésimo Séptimo.
• Se hace referencia en la Regla 11.4.14 a los Contribuyentes que celebraron operaciones  con aquellos que se ubicaron en la presunción del artículo 64-B del CFF (“factureros” o “EFOS”) podrán continuar recibiendo diversos estímulos fiscales.
• Se establece en el Transitorio Quincuagésimo que los contribuyentes estarán obligados a efectuar la retención del 6% del valor de las contraprestaciones que sean efectivamente pagadas (por concepto de Subcontratación Laboral) a partir del ejercicio 2020. Se aclara que los contribuyentes que hayan emitido CFDI´s de las contraprestaciones antes de la entrada en vigor de este Decreto podrán aplicar las disposiciones vigentes en 2019 siempre que el pago de las contraprestaciones respectivas se realice dentro de los diez días naturales inmediatos posteriores a dicha fecha.
Ponte atento y si tienes dudas puedes acércate con un consultor de Indicium Solutions.

El decálogo publicado en el Portal del SAT denominado “El buen mexicano en material fiscal” destaca dos importantes  puntos de su contenido. El número seis a la letra dice: “Reviso, previo a contratar con mis proveedores y durante nuestra relación comercial, que éstos no aparezcan en las listas de contribuyentes con operaciones inexistentes” publicadas en el Portal del SAT y en el Diario Oficial de la Federación.”

Con esta afirmación queda muy claro que las empresas debemos incorporar en nuestros procesos de contratación de Proveedores y en la relación comercial que mantenemos con ellos, el uso de las listas de contribuyentes  que se encuentran en los supuestos del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación para validar y asegurar que NO son contribuyentes que emiten facturas por operaciones simuladas conocidos también como EFOS o “factureras”.

El punto 12 señala:

“Aplico procedimientos de control o vigilancia, con la finalidad de verificar que mis proveedores tienen la capacidad e infraestructura necesarias para el cumplimiento de los conceptos consignados en la factura que expiden a mi nombre. Así evito realizar contrataciones con proveedores en las que se establecen contraprestaciones que no corresponden al precio de mercado, o cuando la remuneración no guarda congruencia con los servicios que me ofrecen, así como con aquellos proveedores extranjeros que pretenden cobrar conceptos no incluidos en la factura que emiten a mi nombre.”

Si teníamos alguna duda sobre la responsabilidad de los Contribuyentes,  en el texto anterior deja muy claro que es nuestro deber verificar que los proveedores que contratamos cuentan con los recursos necesarios para cumplir con los servicios ofrecidos y que los precios son congruentes con la contraprestación establecida.

Para ahondar en estos detalles puedes descargar el decálogo completo desde el siguiente enlace:  http://bit.ly/BuenMexicano

En conclusión, además de todos los requisitos que solicitamos a los proveedores para darlos de alta en nuestro padrón, ahora hay que contar con una herramienta que nos simplifique el proceso de validación de las listas del SAT, sobre todo debido a la realidad de que hay gastos que realiza el personal con prestadores de servicios que no necesariamente forman parte de la base de proveedores de la empresa, por ejemplo:  gastos de viaje, asistencia y/o gastos en eventos, gastos incidentales y otros más.

Te sugerimos revisar las opciones de herramientas que se ofrecen en el mercado y que elijas la que te ofrezcan proveedores con probada experiencia en la disciplina fiscal.

Visita: indiciumsolutions.com.mx