Posts

El pasado 20 de febrero la Asociación de Bancos de México (ABM) anunció la cancelación del proyecto de la facturación instantánea, un programa que la nueva Titular del SAT, Raquel Buenrostro, había anunciado con bombo y platillo en noviembre del año pasado.

Los argumentos del SAT fueron que era necesario analizar su viabilidad. Había declarado que no estaba convencida de los beneficios que pudiera representar la emisión de una factura instantánea y que la complejidad tecnológica podía traer elevados costos a todos los involucrados en el proceso.

Adicionalmente, aclaró que no era una iniciativa del Ejecutivo sino una propuesta externa con el argumento de que con esa medida se podría combatir la informalidad.

En un análisis preliminar se observó que los contribuyentes objetivo eran una minoría dentro del padrón y no significaba recursos importantes en términos de recaudación.

Las personas físicas, de acuerdo con estadísticas del SAT, representan 20 por ciento del padrón de contribuyentes y el 3 por ciento de la recaudación.

Con este anuncio se pone fin a los rumores y especulaciones que surgieron acerca de que el SAT con esta medida iba a realizar mayores acciones de fiscalización sobre los contribuyentes, lo que en su momento se calificó como terrorismo fiscal.

En conclusión, los clientes seguirán seleccionando las opciones que les resulten más cómodas para obtener su factura electrónica en operaciones que se conocen como “punto de venta”. Podrán acudir a un kiosko para solicitar su factura o entrar a un portal para generarla con solo dar unos cuantos datos.

Este modelo de auto facturación en línea ha probado tener grandes ventajas y beneficios tanto para las personas físicas como para las morales.

Final feliz a esta telenovela; sin embargo, las medidas de fiscalización siguen en estudio.  Es importante mantenerse atentos.

Raquel Buenrostro Sánchez, después de haber sido ratificada como Titular del SAT, dio a conocer cuál será el ABC que aplicará durante su gestión. Es importante conocerlo:

  • Aumentar la eficiencia recaudatoria.
  • Bajar la evasión y elusión fiscal.
  • Combatir la corrupción.

Enfatizó que “el SAT no promueve ni promoverá jamás lo que llaman terrorismo fiscal.  “No somos inquisidores y menos de las clases medias y populares, ya que la clase media por años han sido los ciudadanos que han contribuido cautivamente al sistema tributario de este país”.

Agregó que  en este momento no se vislumbra una reforma fiscal y se respetará la palabra presidencial de no crear ni aumentar los gravámenes existentes.

“Antes de pensar en una reforma, tendremos que ser más eficientes en el marco de la legislación actual. En este momento, no hay en la agenda del SAT la necesidad ni el objetivo de implementar ninguna reforma fiscal ”, destacó.

La funcionaria sostuvo que la tarea del SAT es que haya más ingresos para que el gobierno pueda implementar y cumplir los programas de justicia social que necesita el país.

“La meta de la autoridad fiscal es el bienestar de los mexicanos”,  recalcó la titular del SAT.

Raquel Buenrostro se convierte en la tercera Titular del SAT que es mujer.