Posts

El outsourcing se ha convertido en una práctica de alto uso entre las empresas de Tecnología y Gobierno por la flexibilidad que ello representa para crecer y/o reducir la fuerza laboral sin los problemas inherentes al pago de liquidaciones que se pueden convertir en una carga pesada para las empresas y organizaciones.

Sin embargo, dicho servicio ha sido mal utilizado y muchas veces se ha abusado en su práctica para eludir pagos al IMSS y/o al fisco con el consecuente detrimento en la economía y beneficios de los empleados.

El pasado 2 de marzo, una mesa de alto nivel promovida por la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, logró el consenso de senadores, sindicatos y representantes del gobierno federal, en un dictamen sobre la reforma en materia de outsourcing, publicado con esa fecha. A continuación un resumen de los principales puntos del acuerdo:

• No se tipificará como crimen organizado la subcontratación irregular.
• Los contratistas deberán inscribirse en el registro nacional de empresas de subcontratación.
• La Secretaría del Trabajo y Previsión Social emitirá a más tardar en 12 meses los lineamientos de operación del registro nacional.
• Quien use subcontratación en forma dolosa, recibirá multas de entre 22 mil y 434 mil pesos.
• El contratante será solidariamente responsable de las obligaciones contraídas con los trabajadores.
• La Secretaría del Trabajo, junto con el IMSS y el Infonavit harán inspecciones preventivas para comprobar que los contratistas cumplen con las obligaciones laborales y de seguridad social correspondientes.
• Las empresas que se dediquen al outsourcing tendrán hasta seis meses para regularse al nuevo esquema laboral.

Aun falta camino por recorrer. Existen voces disonantes con dicho dictamen y esperan se vote en las comisiones dictaminadoras o en el pleno del senado al argumentar que la mesa de alto nivel no tiene facultades para modificar el dictamen del 12 de febrero pasado.

Estaremos atentos para mantenerlos bien informados.