Posts

El pasado 22 de abril mediante un comunicado de prensa, el SAT decidió extender el plazo para presentar la declaración anual de personal físicas, estableciendo el nuevo vencimiento hasta el 30 de junio de 2020.

El  SAT reconoció, en aras de la transparencia, que el reciente sitio (satid.sat.gob.mx) habilitado para que los contribuyentes generen o actualicen su contraseña desde su casa y facilitar la presentación de la declaración anual de personas físicas durante abril, se había visto rebasado por la alta demanda presentada y estaba en proceso de mejora continua para resolver las situaciones técnicas que se han reportado.

Lo anterior fue informado por la dependencia, no sin antes destacar que el SAT cuenta con la mayor capacidad tecnológica instalada a diferencia de cualquier otra dependencia del gobierno federal, ya que es la institución que realiza más transacciones a nivel nacional.

En este contexto el SAT decidió extender el plazo para realizar la declaración de personal físicas hasta el 30 de junio de 2020. Esto de dio a conocer en la versión anticipada de la 4ª. Modificación de  la Resolución Miscelánea Fiscal que a la letra dice lo siguiente:

Con lo anterior, las personas físicas se verán beneficiados con esta medida.

El SAT destacó que al 21 de abril del 2020 se han presentado 4’252,450 declaraciones de personas físicas, cifra mayor a los 3’210,548 referente al año 2019. Esto representa un incremento de 32% en contraste con el año pasado.

Así las cosas, las personas morales siguen esperando que la Autoridad Fiscal brinde algún tipo de apoyo para mitigar la situación tan crítica que enfrentan las empresas por la falta de liquidez y la obligación, impostergable a la fecha, de pagar sus impuestos.

En México, las PYMES presentan problemas de liquidez severos. Representan más del 90% del universo empresarial de nuestro país.  Urgen al Gobierno Federal en dar un alivio a la difícil situación de sus finanzas que comprometen en forma directa, la subsistencia de más del 85% de los centros de trabajo de nuestro país.

¡Hasta la próxima!

El 31 de marzo de 2020 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer en su página de internet la Primera Resolución de modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2020 y sus anexos 1-A, 5, 7, 9, 14 y 23, donde destaca la prórroga para la actualización de los datos del Buzón Tributario.

Da clic en el siguiente enlace para leer el documento completo: https://www.sat.gob.mx/normatividad/58905/versiones-anticipadas-de-las-rmf

Con esta publicación el SAT se elimina la expectativa que se tenía de que se anunciara el diferimiento para presentar la declaración anual de las personal físicas y morales.

Respecto a la publicación hecha, hay que destacar lo señalado en el artículo cuadragésimo quinto (segunda versión anticipada) que a la letra dice lo siguiente:

“Para los efectos de lo dispuesto en los artículos 17-K, tercer párrafo, y 86-C del CFF, contenido en el Decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley del Impuesto sobre la Renta, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y del Código Fiscal de la Federación publicado en el DOF el 9 de diciembre de 2019, será aplicable para personas morales a partir del 30 de septiembre de 2020 y para las personas físicas a partir del 30 de noviembre de 2020”.

“No obstante, lo anterior, el uso obligatorio del buzón tributario tendrá el carácter de opcional cuando se trate de contribuyentes comprendidos en el Título IV, Capítulo I, de la Ley del ISR.”

Esto significa que los contribuyentes que aun no tengan habilitado el buzón tributario o no tengan actualizada la información de contacto tendrán un plazo de 6 meses aproximadamente para cumplir con esta obligación fiscal.

Haciendo un poco de historia respecto al instrumento de comunicación oficial entre el SAT y los Contribuyentes, el Buzón Tributario entró en vigor el 30 de junio del 2014 para las personas morales y el 1º. de enero del 2015 para las personas físicas.

El objetivo para instrumentar el Buzón Tributario, fue utilizar los medios electrónicos y digitales para reducir tiempos y costos en la comunicación entre contribuyentes y autoridades. El proceso de notificación personal tenía un costo de $259.00 por diligencia, según datos del SAT, con una eficiencia de tan sólo 81% y requería de 5 a 30 días para que concluyera el proceso de notificación.

Los hechos demuestran que han transcurrido más de 5 años desde la creación de buzón tributario y aun existen contribuyentes que no tienen habilitado este medio de comunicación con la Autoridad.

Por lo mismo, el actual gobierno a través del SAT ha incorporado sanciones muy severas para quienes no cumplan con esta obligación, en el entendido de que quienes no lo hagan, se oponen a ser notificados por la Autoridad.

Existen sanciones económicas que oscilan entre $3,080.00 pesos a $9,250.00 de acuerdo con los artículos 86-C y 86-D del CFF. La de mayor impacto es la suspensión del certificado de sello digital, lo cual impide a un contribuyente emitir sus comprobantes fiscales digitales, es decir, lo impide a continuar con su actividad productiva ante la imposibilidad de facturar a sus clientes.

En estos momentos de crisis comunitaria, seguiremos atentos a cualquier notificación relevante de la Autoridad en beneficio de los contribuyentes. Mientras tanto, a mantener la sana distancia !Guardaditos en casa!

El 31 de marzo es el último día para que las personas morales presenten su Declaración Anual. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya informó que no dará prórroga a los contribuyentes pese a la contingencia por el coronavirus Covid-19.

En un comunicado dijo que “con una recaudación óptima, lograremos contar con mayores recursos para comprar equipo médico, insumos y medicamentos”. 

Por lo anterior, todas las personas morales deben presentar su declaración anual con fecha límite el martes 31 de marzo.

Sin embargo, el SAT dio a conocer que devolverá los saldos a favor en un tiempo máximo de tres días con el fin de apoyar la economía de las familias mexicanas.

Ejemplificó diciendo que, si el 1 de abril de 2020 los contribuyentes presentan su declaración anual normal o complementaria del ejercicio 2019, el saldo a favor autorizado les será depositado el 3 de abril de 2020.