A pesar de los esfuerzos que han hecho las autoridades Hacendarias para aclarar que no se trata de un nuevo impuesto, la realidad es que a partir del 1º de junio los ciudadanos mexicanos pagaremos más por los productos o servicios adquiridos a través de plataformas digitales al retener el 16% del impuesto al valor agregado (IVA).

Arturo Herrera, Secretario de Hacienda y Crédito Público, afirmó en su cuenta de twiter que las medidas tributarias sobre la economía digital “no representan impuestos nuevos o aumento en tasas”.

Agregó que “estas medidas tienen como objetivo hacer operativamente más fácil el cumplimiento en el pago de impuestos existentes como el IVA y puntualizó que “el acuerdo de ahora es que las plataformas retengan el IVA al que están obligados a pagar los usuarios, pero para el cual no existía un esquema operativo”.

Herrera recordó que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) se creó en 1980 y no contemplaba servicios digitales como los de las plataformas de streaming, por lo que la Secretaría de Hacienda acordó con las compañías involucradas, en mayo de este año, llevar a cabo la retención del IVA y el ISR en las actividades de transporte y entrega de alimentos con plataformas digitales de intermediarias.

El 1 de mayo de 2020 fue publicada la “Revisión A” a la versión 1.0 del estándar técnico del complemento Servicios de Plataformas Tecnológicas, a efecto de cumplir con la obligación de emitir la factura que acredite los ingresos y retenciones por la enajenación de bienes o la prestación de servicios a través de Internet mediante plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares, que entrará en vigor el 1 de junio de 2020.

Esta obligación se contempla en la reforma fiscal para 2020, en los artículos 113-C, fracción II de la LISR, 18-J, fracción II, inciso c) e la LIVA, Artículo Segundo Transitorio, fracción III, de la LISR y Artículo Cuarto Transitorio, fracción IV, inciso c) de la LIVA para 2020, publicados en el DOF del 9 de diciembre de 2019, Regla 12.2.3, en relación con la regla 12.2.4 y el artículo Transitorio Quincuagésimo Quinto de la RMF para 2020)

Las nuevas tarifas ya fueron anunciadas por las empresas afectadas a sus clientes. Estas nuevas tarifas entrarán en vigor a partir del 1º. de junio de 2020.

Empresas como Netflix, PlayStation y otras no se han pronunciado al respecto, pero compañías como Amazon, Mercado Libre, Spotify, Uber, Cabify y otras han expresado su inconformidad.

Ahora que estamos haciendo un mayor uso de los servicios de plataformas digitales por las medidas sanitarias de la COVID-19 deberemos  estar atentos para identificar, aquellas compañías  que están incrementado sus precios, como consecuencia de esta nueva obligación tributaria.

EL comercio electrónico está siendo un gran aliado para enfrentar los impactos del confinamiento de las personas, sin embargo, el Gobierno decidió tratar de capitalizar con impuestos esta práctica.

 Solo el tiempo y la población podrá defender la urgente necesidad de facilitar las prácticas electrónicas como un  apoyo indispensable a la difícil situación económica que enfrenta la industria de retail.

En tiempos de Covid19, muchas empresas se han visto en la necesidad de operar desde las casas de sus colaboradores. Esto ha obligado a las organizaciones a buscar alternativas para blindar la información sensible que maneja, entre ellos el resguardo confiable y seguro de sus documentos fiscales.

Para Identificar que este punto está bien atendido, es importante verificar algunas características que debe cumplir el sistema de tu proveedor de documentos electrónicos y saber que tu empresa está en buenas manos.

Revísalas a continuación:

  • Que cuente con un sistema de clase empresarial: formato personalizable a la imagen y colores institucionales.
  • Que opere con eficiencia comprobada en procesos de alto volumen y/o de alta complejidad: el sistema debe ser rápido al momento de generar la factura sin importar el monto de facturas a generar ni en un periodo determinado si así lo requiere la compañía.
  • Que disponga de un servicio de timbrado de alta disponibilidad que garantice que los CFDI´s serán timbrados sin interrupciones.
  • Que cubra el ciclo completo: al emitir tu factura, validarla, aplicar las reglas de negocio requeridas, enviar las facturas a los clientes que asegure fue recibida y almacenarla por los 5 años requeridos fiscalmente.
  • Que no sea intrusivo: y que opere desde cualquier sistema.
  • Que pueda generar addendas: tu proveedor debe tener la capacidad de atender y crear este tipo de solicitudes para atender contratos de grandes corporativos sin contratiempos.
  • Proyecto llave en mano: todos los servicios incluidos en un solo pago.
  • Pago por uso: una cuota fija que permite presupuestar el servicio.
  •  Servicios cloud: que cuente con los más altos estándares de seguridad.

No pongas en riesgo tu operación y tu cobranza, genera facturas seguras con el soporte 24/7 que necesitas.

El pasado 29 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un Decreto en el que se delegan diversas facultades a servidores públicos del Sistema de Administración Tributaria (SAT) entre las que figura la cancelación y el restablecimiento de la firma electrónica y el sello digital, dos herramientas esenciales para poder facturar y que, de ser inhabilitadas, puede significar un gran problema en la actual pandemia del COVID19.

A continuación, lo que dice dicho Decreto.

Cancelación:

Las facultades delegadas tienen el propósito de “Restringir temporalmente el uso del certificado de sello digital para la expedición de comprobantes fiscales digitales por Internet en términos del artículo 17-H Bis del Código Fiscal de la Federación, así como el uso del certificado de firma electrónica avanzada o el uso de cualquier otro mecanismo opcional que utilice el contribuyente para la expedición de comprobantes fiscales digitales por Internet…”

Los servidores públicos autorizados pertenecen a las siguientes áreas.

  • Administrador General de Recaudación, en el Administrador Central de Cobro Coactivo, en los administradores de Cobro Coactivo “1”, “2”, “3” y “4”, así como en los administradores y subadministradores desconcentrados de recaudación:
  • Administrador General de Auditoría Fiscal Federal; en los administradores centrales de Operación de la Fiscalización Nacional, de Análisis Técnico Fiscal, de Planeación y Programación de Auditoría Fiscal Federal, de Verificación y Evaluación de Entidades Federativas en Materia de Coordinación Fiscal, de Fiscalización Estratégica y de Devoluciones y Compensaciones, así como en los coordinadores y administradores que de ellos dependan y en los administradores desconcentrados de Auditoría Fiscal, todos de la Administración General de Auditoría Fiscal Federal.
  • Administrador General de Auditoría de Comercio Exterior; en los administradores centrales de Investigación y Análisis de Comercio Exterior, de Operaciones Especiales de Comercio Exterior, de Auditoría de Operaciones de Comercio Exterior, de Certificación y Asuntos Internacionales de Auditoría de Comercio Exterior y de Coordinación Estratégica de Auditoría de Comercio Exterior, así como en los administradores que de ellos dependan y en los administradores desconcentrados de Auditoría de Comercio Exterior
  • El Administrador General de Grandes Contribuyentes; en los administradores centrales de Fiscalización al Sector Financiero, de Fiscalización a Grupos de Sociedades, de Fiscalización a Grandes Contribuyentes Diversos, de Fiscalización Internacional, de Fiscalización de Precios de Transferencia, así como, en los administradores y subadministradores que de ellos dependan
  • Administrador General de Hidrocarburos.
  • Administrador General de Servicios al Contribuyente.

Restablecimiento:

El único servidor público autorizado para restablecer el uso de los certificados de sello digital, conforme a lo dispuesto en el artículo 17-H Bis del Código Fiscal de la Federación, así como el uso del certificado de firma electrónica avanzada o el uso de cualquier otro mecanismo opcional que utilice el contribuyente para la expedición de comprobantes fiscales digitales por Internet permitido en las disposiciones jurídicas aplicables es el Administrador General de Servicios al Contribuyente.

En estos tiempos dificiles que estamos viviendo por la pandemia del COVID-19 y en especial para las empresas del país,  sería mortal que alguna de ellas enfrentara la situación que le impida seguir facturando a sus clientes porque su certificado de sello digital o su firma electrónica fue inhabilitada.

La firma electrónica es indispensable para poder obtener un Certificado de Sello Digital (CSD) que es el instrumento requerido para emitir facturas electrónicas.

Con la firma electrónica, además, el Contribuyente presenta su declaración y puede obtener las devoluciones de impuestos correspondientes, en su caso.

Por ello, es importante saber que si por alguna razón su firma o sello es revocado, la única instancia para rehabilitar su validez es el Administrador Central de Servicios al Contribuyente.

Son tantos los motivos por los cuales una empresa puede ser sujeta a la aplicación de una sanción de esa magnitud, que esperamos que los servidores públicos que ahora tienen esta facultad actúen con la sensibilidad que demandan los tiempos actuales.

Estaremos atentos para mantenerlos oportunamente informados.