El 31 de marzo de 2020 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer en su página de internet la Primera Resolución de modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2020 y sus anexos 1-A, 5, 7, 9, 14 y 23, donde destaca la prórroga para la actualización de los datos del Buzón Tributario.

Da clic en el siguiente enlace para leer el documento completo: https://www.sat.gob.mx/normatividad/58905/versiones-anticipadas-de-las-rmf

Con esta publicación el SAT se elimina la expectativa que se tenía de que se anunciara el diferimiento para presentar la declaración anual de las personal físicas y morales.

Respecto a la publicación hecha, hay que destacar lo señalado en el artículo cuadragésimo quinto (segunda versión anticipada) que a la letra dice lo siguiente:

“Para los efectos de lo dispuesto en los artículos 17-K, tercer párrafo, y 86-C del CFF, contenido en el Decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley del Impuesto sobre la Renta, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y del Código Fiscal de la Federación publicado en el DOF el 9 de diciembre de 2019, será aplicable para personas morales a partir del 30 de septiembre de 2020 y para las personas físicas a partir del 30 de noviembre de 2020”.

“No obstante, lo anterior, el uso obligatorio del buzón tributario tendrá el carácter de opcional cuando se trate de contribuyentes comprendidos en el Título IV, Capítulo I, de la Ley del ISR.”

Esto significa que los contribuyentes que aun no tengan habilitado el buzón tributario o no tengan actualizada la información de contacto tendrán un plazo de 6 meses aproximadamente para cumplir con esta obligación fiscal.

Haciendo un poco de historia respecto al instrumento de comunicación oficial entre el SAT y los Contribuyentes, el Buzón Tributario entró en vigor el 30 de junio del 2014 para las personas morales y el 1º. de enero del 2015 para las personas físicas.

El objetivo para instrumentar el Buzón Tributario, fue utilizar los medios electrónicos y digitales para reducir tiempos y costos en la comunicación entre contribuyentes y autoridades. El proceso de notificación personal tenía un costo de $259.00 por diligencia, según datos del SAT, con una eficiencia de tan sólo 81% y requería de 5 a 30 días para que concluyera el proceso de notificación.

Los hechos demuestran que han transcurrido más de 5 años desde la creación de buzón tributario y aun existen contribuyentes que no tienen habilitado este medio de comunicación con la Autoridad.

Por lo mismo, el actual gobierno a través del SAT ha incorporado sanciones muy severas para quienes no cumplan con esta obligación, en el entendido de que quienes no lo hagan, se oponen a ser notificados por la Autoridad.

Existen sanciones económicas que oscilan entre $3,080.00 pesos a $9,250.00 de acuerdo con los artículos 86-C y 86-D del CFF. La de mayor impacto es la suspensión del certificado de sello digital, lo cual impide a un contribuyente emitir sus comprobantes fiscales digitales, es decir, lo impide a continuar con su actividad productiva ante la imposibilidad de facturar a sus clientes.

En estos momentos de crisis comunitaria, seguiremos atentos a cualquier notificación relevante de la Autoridad en beneficio de los contribuyentes. Mientras tanto, a mantener la sana distancia !Guardaditos en casa!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *