La experiencia ha demostrado repetidamente, que existen múltiples razones para encontrar diferencias entre la información que tiene el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en su base de datos, versus los registros internos de las empresas.

Comprobantes duplicados, cancelaciones no efectuadas, errores en cálculos realizados, facturas no recibidas o desconocidas, entre varias más, estas pueden ser las causas de las diferencias o inconsistencias identificadas por la Autoridad.

El SAT cuenta con información de todos los CFDI´s que emiten los contribuyentes del país. Tanto personas físicas como morales. De igual manera, utiliza modelos de riesgo para identificar inconsistencias entre la información declarada por el Contribuyente para el pago de impuestos versus los comprobantes fiscales a nombre o a favor del Tributante.

Cuando la Autoridad Fiscal encuentra dichas inconsistencias, notifica al Contribuyente invitándolo a aclarar su situación fiscal, otorgando un plazo para que pueda dar atención a las irregularidades reportadas.

El SAT ha puesto a disposición de los Contribuyentes, a través de su Portal web, https://www.sat.gob.mx mecanismos para obtener los datos de los CFDI´s de ingreso, egreso, pago, nómina, registrados en su base de datos. Si bien esta fuente está disponible para todos los Contribuyentes, es muy importante tener conocimientos para obtener la información y evitar bloquear los accesos futuros.

Las reglas que se deben considerar para evitar dichos bloqueos a esta valiosa información, no son ampliamente conocidas, por lo que es altamente recomendable recurrir a un Proveedor de Servicios que pueda asistir a su empresa en el proceso de descargas de CFDI’s, así como llevar a cabo la conciliación de discrepancias de una manera automatizada.

En Indicium Solutions contamos con la solución e-conciliación® que le ayudará a realizar en forma periódica y de manera automática la validación de los comprobantes que emite y recibe su empresa comparando la información con la base de datos del SAT.

No espere a recibir una notificación de la Autoridad fiscal por diferencias en su información. Actúe ya y en forma proactiva, mitigue este tipo de riesgos fiscales para su empresa.

Conoce las propuestas y cambios fiscales que destaca el Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2020 presentado el pasado 8 de septiembre por el Gobierno Federal. Una vez aprobado, te daremos a conocer los puntos finales en una actualización.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dicho documento se generó con base en tres objetivos: fortalecer el bienestar de los mexicanos, generar paz y fortalecer a Pemex.

Se estima que los ingresos del sector público para dicho periodo asciendan a 6.1 billones de pesos.

Puntos destacados:

  • Se prevé un crecimiento económico entre 1.5 y 2.5%.
  • Para las estimaciones de finanzas públicas se considera un crecimiento puntual de 2.0 por ciento real anual.
  • Se tiene una estimación para el tipo de cambio: $20.00 pesos por dólar.
  • El precio del barril de petróleo se ubicará en $49 dólares.
  • La inflación anual se estima en 3.0%.
  • Se esperan 3.45 billones en recaudación por parte de los contribuyentes.
  • Con respecto al combate a la evasión fiscal:
    • Se elevará a delincuencia organizada diversos delitos como lavado de dinero y factureras.
  • De acuerdo a la autoridad fiscal, no habrá condonaciones de impuestos.
  • En los juicios de arrendamiento de bienes inmuebles el juez no autorizará el pago al arrendador si no demuestra haber expedido CFDI correspondiente.
  • El Impuesto al Valor Agregado se retendrá en la subcontratación laboral.
  • Se gravarán con IVA plataformas, apps y operaciones digitales.
  • Entrará en vigor el Esquema Simplificado de Tributación para vendedores independientes por catálogo o folletos.
  • La tasa de retención de ISR al ahorro para los ahorradores aumentará de $1.04% a 1.45%.
  • Se mantienen programas de adultos mayores $1,275 pesos mensuales; el de jóvenes $3,600; beca universal estudiantes $800 pesos.

 

 

Los EFOS, como los llama la Autoridad Fiscal, son las empresas que facturan operaciones simuladas. Se caracterizan por no estar localizadas, no contar con activos, personal o infraestructura física que den sustento a las operaciones y montos facturados.

Por lo general, los socios de estas empresas no cuentan con recursos económicos, no presentan declaraciones fiscales,  habitan en zonas marginadas o son empleados.

Este tipo de empresas son creadas específicamente para cometer operaciones fraudulentas en perjuicio del erario federal. El Código Fiscal de la Federación  (CFF) las encuadra en el artículo 69-B y faculta a la Autoridad Fiscal para sancionarlas.

Las EFOS emiten facturas que cumplen con requisitos fiscales, pero se dicen que son “falsas” porque los productos o servicios que prestan no son reales.

Por otra parte, existen los EDOS, que son las empresas que deducen las facturas que emiten los EFOS. Pareciera un juego de palabras que provoca hilaridad; pero más bien debe mover a la acción para identificar a esas empresas que la Autoridad tiene plenamente identificadas para evitar que su empresa incurra en prácticas de riesgo y pueda enfrentar problemas fiscales.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) publica en su Portal Web la lista de las empresas que están catalogadas como “definitivas” al no haber desvirtuado las observaciones hechas por la Autoridad al clasificarlas como EFOS.

Las sanciones para EFOS Y EDOS están tipificadas en los artículos 108 y 109 del CFF  que establecen las sanciones y las penas aplicables. Oscilan entre los tres meses y seis años de prisión en función del monto defraudado.

Es un tema tan delicado para el Gobierno Federal por el monto tan grande al que asciende la defraudación fiscal, que existe una propuesta en el Senado de la República para modificar de la Ley fiscal y penal para que este delito sea calificado como delincuencia organizada. El Presidente Andrés Manuel López Obrador también hizo referencia a esta iniciativa en su primer Informe de Gobierno.

Uno de los ejemplos más recientes que tenemos de todo este entramado de empresas “fantasma” y operaciones simuladas para sacar dinero de una Institución y darle un destino donde nadie sabe a dónde fue a parar ese dinero, es la llamada “Estafa maestra”.

Se ha dicho que el monto defraudado asciende a varios miles de millones de pesos y dio origen a que un alto funcionario de la Administración pasada se encuentre hoy en la cárcel.

En conclusión, es un tema de la mayor prioridad para las empresas del país, las cuales no se pueden arriesgar a realizar operaciones comerciales que provengan de EFOS.

Revise las opciones que se ofrece el mercado y elija la que más convenga según sus intereses. En Indicium Solutions contamos con una solución para automatizar este proceso de validación que puede ser incorporado a cualquier sistema empresarial.

No corra riesgos. La posibilidad de recibir una factura por parte de EFOS es real. Asigne esta prioridad a sus procesos internos.

Visite: www.indiciumsolutions.com.mx