El certificado de sello digital (CSD) emitido por el SAT es un elemento indispensable para la emisión de comprobantes fiscales digitales.

Con las reformas que se han venido realizando al Código Fiscal y a la Resolución Miscelánea Fiscal en el presente año, existen una gran cantidad de causas que pueden dar lugar a que la Autoridad Fiscal aplique la sanción de cancelar el CSD de tu empresa.

A continuación. Los pasos a seguir en caso que te llegues a encontrar en una situación como esta:

Paso 1:  Presentar una aclaración:

En el Anexo 1-A de la Resolución Miscelánea fiscal se dice lo siguiente:

47/CFF

Aclaración para subsanar las irregularidades detectadas o desvirtuar la causa por la que se dejó sin efecto su Certificado de Sello Digital, se restringió el uso de su Certificado de e.firma o el mecanismo que utiliza para efectos de la expedición del CFDI.

¿Quiénes la presentan?

Los contribuyentes a quien es la autoridad fiscal hayan dejado sin efectos el o los CSD, los contribuyentes personas físicas a quien se haya restringido el uso de su Certificado de e.firma o el mecanismo que utilizan para efectos de la expedición de su CFDI.

¿Dónde se presenta?

En el portal del S.A.T.

¿Qué documento se obtiene?

Acuse de recibo y posteriormente, la respuesta electrónica a su solicitud de aclaración.

¿Cuándo se presenta?

Cuando se haya dejado sin efectos el o los CSD para la expedición del CFDI en términos del artículo 17-H fracción X del CFF, se haya restringido el uso de su certificado de e.firma o el mecanismo que utilizan para efectos de la expedición del se CFDI.

Requisitos:

Archivo digitalizado con la Resolución Administrativa a través de la cual se dejó sin efectos su CSD, así como los elementos probatorios que desvirtúen o subsanen las irregularidades detectadas o que soporten los hechos o circunstancias que manifiesta.

Condiciones

Contar con Contraseña o e.firma.

Paso 2:  Sustentar la Aclaración:

Información adicional:

Cuando derivado del volumen de la documentación que integra los elementos probatorios con los que el contribuyente pretenda desvirtuar a subsanar las irregularidades hechos de su conocimiento, no sea posible su envío electrónico a través del caso de aclaración, en el mismo se deberá indicar dicha circunstancia.

En estos casos, el contribuyente podrá integrar la documentación correspondiente ante la autoridad que emitió el oficio por el que se dejó sin efectos el CSD, o bien, ante la ADSC más cercana a su domicilio (consultar anexo 23), presentando escrito libre en el que se haga referencia al citado oficio y al caso de aclaración ingresado.

Puedes recurrir también a la PRODECON (Procuraduría de Defensa del Contribuyente) quienes brindan asesoría de manera gratuita.

En el siguiente link podrás descargar el cuadernillo recientemente publicado por la Procuraduría donde encontrarás información muy completa sobre “Cancelación del Certificado de Sello Digital”.  

En la sesión celebrada el pasado 5 de agosto la segunda sala de la H. Suprema Corte de Justicia de la nación al resolver la Contradicción de tesis 70/2020, determinó que debe prevalecer con carácter de Jurisprudencia la sustentada en la Sala en su resolución, cuya propuesta fue en el sentido de qué “la resolución emitida en términos del penúltimo párrafo del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación es impugnable a través del recurso administrativo de revocación o en sede contenciosa administrativa. Puedes consultar la resolución completa en el siguiente link.

Paso 3:  Busca asesoría en caso necesario:

Asesórate con tu proveedor de confianza en soluciones de documentos electrónicos para que te ayude a revisar con que herramientas cuentas para evitar caer en cualquiera de los supuestos que ameritan la suspensión del CDS. En AMITI encontrarás a los proveedores más confiables del mercado,

Reza un dicho popular “mas vale prevenir que lamentar”.

No hay duda de que la pandemia que estamos viviendo vino a acelerar el uso de servicios digitales en nuestro país. Para aquellos escépticos que les daba miedo hacer compras por internet no tuvieron más opción que utilizar el comercio electrónico de los supermercados, tiendas de abarrotes, restaurantes y lugares de venta de comida, entre otros, para satisfacer sus necesidades básicas y así evitar salir de su confinamiento por el temor a ser contagiado por COVID-19.


Las empresas de venta al menudeo tuvieron que responder muy rápidamente a un crecimiento exponencial de sus ventas, a través del e-commerce, en muchos casos incipiente, pero que de la noche a la mañana se convirtió en el canal de venta más importante.

En una realidad que, en la venta al menudeo el porcentaje de clientes que solicita factura electrónica no llega ni al 5%, son las ventas que se conocen como “de mostrador” las que se facturan posteriormente como una factura global, para el cumplimiento con todos los requisitos que establece la autoridad fiscal.

Una situación diferente son las que tienen las ventas al mayoreo, que en todos los casos requieren de la factura electrónica para deducir sus gastos y pagar impuestos. Es a este grupo de clientes que se necesitan ofrecer mecanismos digitales para el pago de sus facturas.

El pago electrónico incorporado al proceso de emisión de facturas electrónicas es una verdadera arma competitiva en estos tiempos de COVID-19 y es una práctica que llegará para quedarse.

El proceso donde se emite la factura y se hace llegar al cliente con un botón de pago representa una facilidad tanto para el comprador como para el vendedor.

Existen plataformas de valor donde además de agregar la facilidad de emitir el CFDI de pago en forma automática, de la misma forma se pueden conciliar los pagos recibidos.

Indicium Solutions cuenta con una plataforma con estas características y la empresa está experimentando una transformación en el servicio que ofrece a sus clientes.

La digitalización de procesos es un reto y una coyuntura única para integrar una oferta de valor a los clientes.

Los Socios de AMITI representan un ecosistema de mucho valor, donde la colaboración y suma de capacidades se convierten en una enorme oportunidad de hacer sinergia y poder llevar productos al mercado en tiempos muy cortos.

COVID-19 ha transformado la manera de interrelacionarnos entre las personas y entre los negocios, ser miembro de AMITI es de alto valor.

Hasta la próxima:

Maricela Sánchez Velasco

Directora General

www.indiciumsolutions.com.mx

A partir del 20 de marzo pasado, cuando se decretó la suspensión de clases en nuestro país y dio inicio la cuarentena que nos llevó a un confinamiento forzoso para evitar la propagación del COVID19, y que se ha prolongado hasta la fecha, salvo las actividades consideradas como esenciales que son mínimas, se inició un proceso de transformación en nuestra vida diaria que no tiene retorno.

El modelo de trabajo conocido como “Home Office”, las sesiones de trabajo remotas, las herramientas colaborativas en menos de tres meses se han vuelto indispensables. Contar con servicio de internet en casa ahora es una necesidad básica.

Mantenernos en nuestro hogar ha requerido que hagamos uso de los servicios en línea, lo que nos permite, entre otras cosas, surtir nuestra despensa sin tener que exponernos. Los pequeños establecimientos utilizan Internet para la compra de sus inventarios. Y, a una buena parte de los negocios, el boom los tomó por sorpresa. No estaban listos y han tenido que buscar desesperadamente alternativas para seguir atendiendo a sus clientes.

De las crisis surgen las oportunidades. Las empresas tenemos que transformar los procesos que estaban basados en el uso de recursos humanos, para poder llevarlos a cabo y hacer uso de la tecnología para automatizarlos. Los ahorros son significativos y tangibles.

Algunos ejemplos para ser más claros.

Los contratos de todo tipo (comerciales, laborales, de arrendamiento, suscripciones, etc.) basados en papel y firma autógrafa, deben ser reemplazados de manera urgente por documentos electrónicos, donde los interesados hagan uso de la firma electrónica que tiene la misma validez jurídica que la firma autógrafa. Es injustificable que no se puedan formalizar negocios por el simple hecho de no tener acceso a las personas por la sana distancia y el miedo al contagio.

Lo mismo ocurre con las empresas que, para sustentar el pago de nómina, recaban la firma autógrafa de sus trabajadores. 

En México hay proveedores de servicios que ofrecen desde hace varios años soluciones de contrato electrónico con firma digital que cumplen con las leyes mexicanas. Esto sucede también desde 2014 con el recibo de nómina con la firma electrónica del empleado que tiene la validez laboral y fiscal requerida.

Estas empresas que ofrecen soluciones para impulsar la transformación digital en México cuentan con la experiencia y las herramientas modernas que, aunadas al soporte local, se convierten en una fórmula poderosa para apoyar a las organizaciones que requieren acelerar su paso al mundo electrónico.

La transformación digital es un paso obligado para permanecer competitivo y como una forma eficaz de enfrentar las consecuencias de pérdidas de negocio que ha traído el Covid-19 a nuestra economía.

Asesórate para que tomes la mejor decisión. Es hora de actuar. El futuro está en el uso de la tecnología y los medios digitales.