Estadísticas al 30 de septiembre de 2012

A solo dos meses de que los formatos pre-impresos pierdan su vigencia, faltan aproximadamente 75,000 contribuyentes que deben migrar a la factura electrónica.


   
 

Ya quedan solo 2 meses para que se cumpla un hecho histórico en nuestro País que es la desaparición de las formas pre-impresas como medio para expedir facturas con validez fiscal.

Mas allá del debate si el CFDI es el único esquema que prevalecerá, la emisión de facturas electrónicas por medios propios sin necesidad de recurrir a un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) mejor conocido como CFD (Comprobante Fiscal Digital), es el esquema que aporta más del 90% de las facturas electrónicas que se emiten diariamente en México.

Al 30 de septiembre de 2012, las estadísticas publicadas por el SAT nos dicen lo siguiente:

Las cifras relacionadas con la emisión de CFDI son las siguientes:


El área de Investigación de Mercados de Indicium Solutions nos proporciona a continuación el análisis de estas cifras:

  • La proporción de Contribuyentes que emiten CFDI está llegando al 70%. Los emisores de CFD sin embargo, contribuyen con el 92% de las facturas electrónicas que se emiten en México.

  • Es relativamente fácil inferir que los emisores con mayores volúmenes son empresas que adoptaron un sistema de factura electrónica antes del 31 de Diciembre de 2010.  Sin embargo, no es fácil determinar la decisión que tomará el SAT respecto a eliminar el esquema de CFD debido al fuerte impacto que tendrá en el costo de emisión de facturas electrónicas en México.

  • Una empresa que emita, digamos 50,000 facturas mensuales, debería agregar a su costo de cumplimiento fiscal el importe de timbrar esta cantidad de documentos que podrá oscilar entre los 15 y 25 mil pesos al mes. Esta cantidad aumentará en la medida que el volumen de facturas que emita una empresa sea mayor.

  • Además del costo del timbre fiscal, el esquema de CFDI obliga al emisor a recurrir a servicios externos lo cual impacta en forma negativa su tiempo total de emisión que en casos de alto volumen, se puede traducir en problemas de logística importantes.

  • El Código Fiscal de la Federación (art 29) reconoce que los dos esquemas para emitir facturas electrónicas son:

  • Emisión por medios propios
  • Emisión por medio de un proveedor autorizado.

En nuestra opinión, el SAT está obligado a estudiar con toda profundidad el impacto de obligar a todos los emisores de factura electrónica a moverse al esquema de CFDI.

La emisión por medios propios está sustentada por la Ley y en tal caso, el SAT deberá crear un esquema en el que se permita que el emisor por medios propios poder timbrar sus facturas sin recurrir a un PAC.

La nueva Administración Federal tendrá en sus manos el rumbo que dará a esta importante decisión.  Se consolida el CFD como el esquema de mayor emisión o los grandes contribuyentes deberán pasar por el proceso de cambio a CFDI.  Haga sus apuestas.